fbpx

Protocolo BIM 2019-1 (Iso 19.650 Compliance)

por | Jun 1, 2020 | Boletín 2

Antes que nada es necesario conocer cual es la diferencia entre Norma, Protocolo y BEP (Bim Execution Plan) y por último Standard BIM.

Protocolo BIM (Iso 19650 Compliance)

Un protocolo es un documento desarrollado por consultores (no por un Bim Manager), que expresa intenciones claras, objetivos concretos y las características técnicas que debe cumplir un modelo BIM. Funciona a modo de pliego de Especificaciones Técnicas Generales y su finalidad es ser incorporado en contratos para asegurar al comitente un modelo sano, que sirva no solo en la etapa de Anteproyecto y Proyecto, sino que pueda ser utilizado sin tener que desandar camino en las fases de Construcción, Comercial, Mantenimiento, etc.

BEP (BIM Execution Plan)

Un BEP (BIM Execution Plan) es un documento que complementa y refiere siempre a un Protocolo. De la misma forma que una Ley hace referencia y no puede contradecir a la Constitución, o un Pliego de Especificaciones Técnicas Particulares hacen siempre referencia al Pliego de Especificaciones Técnicas Generales sin transgredirlas, o un Modelo determinado de cálculo refiere a una Norma. Un BEP es una particularización del Protocolo que puede ser hecha por un BIM Manager con mucha experiencia para no incurrir en incumplimiento del Contrato en el que se encuentra el Protocolo.

Standard BIM

Un Standard es una guía standard, un documento cuya finalidad es promover y difundir el uso del BIM, estableciendo un glosario común y definiendo alcances generales. Un documento descriptivo que proporciona un marco de referencia común para que todos los involucrados en proyectos de construcción comprendan el alcance y beneficios de la adopción del BIM.

*Artículo pertenenciente a la II edición del boletín Indean te Actualiza..

Por Arq. Hector Miller – Arq. Eduardo de Feo – Ing. Fabián Calcagno
[email protected]

Activado el modo de prueba de Price Based Country para probar Colombia. Debes hacer los test navegando en modo privado. Navegar en modo privado con Firefox, Chrome y Safari